Fruto de una tierra única nace Sant Aniol, el agua con Espíritu Volcánico.

Hace once mil años, todo era fuego y mares de lava encendida. Hoy, esta tierra dormida ha cambiado el rojo de su corazón de fuego por manantiales de agua de la pureza más excelsa.

Del interior de una tierra que la lava creó hace miles de años nace el agua Sant Aniol, la única de origen volcánico de Cataluña. Surgida del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, el agua Sant Aniol encuentra en su origen su singularidad, materializada no sólo en su composición y propiedades únicas, sino también en un carácter diferenciado: el Espíritu Volcánico.

Heredera de la energía y la potencia de los volcanes, Sant Aniol es intensidad y superación, un reflejo de la fuerza de la naturaleza y del paso del tiempo que lo ha hecho nacer. Es insólita e impredecible. Un agua volcánica para personas con Espíritu Volcánico: perseverantes, dinámicas y luchadoras, personas con puntos de vista diferentes que no ocultan, sino que proclaman y defienden.